Índice del Foro La Guerra Civil Española
RegístreseBuscarF.A.Q.Lista de MiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Llerena, los primeros días.

 
Responder al Tema    Índice del Foro La Guerra Civil Española » Frente de Extremadura: el avance hacia Madrid. Ver tema anterior
Ver siguiente tema
Llerena, los primeros días.
Autor Mensaje
Ads






Ads

Mar Nov 25, 2014 12:16 am
espartaco
Invitado





Mensaje Llerena, los primeros días. Responder citando
FUNDACIÓN ANDREU NIN
Documentos sobre la guerra civil y la represión en Llerena. José Fernando Mota Muñoz (recopilación y notas).

Agradezcamos a José Mota Castro la transcripción de los artículos:
-La Batalla, Martes 18 de agosto de 1936. Las hordas criminales de Queipo asesinan en Llerena a nuestros camaradas
-La Batalla, 2 de septiembre de 1936. Lo que nos cuenta el camarada Julio Cid. En LLerena murieron más de seiscientos obreros asesinados por la Guardia Civil sublevada y los fascistas. La traición del gobernador de Badajoz.
-La Batalla, Jueves, 10 de septiembre de 1936. Llerena, que el fascio cubrió de sangre, recupera la libertad.

--------------------------------------------------------------------------------

El 18.08.36 acaban de llegar a Madrid camaradas campesinos pertenecientes a la Sección de Llerena (Badajoz) del Partido Obrero de Unificación Marxista. Después de accidentados viajes por la sierra extremeña, han arribado también a Madrid los camaradas miembros del Comité de Llerena Carlos Llarza, pseudónimo de Julián Gómez Sánchez, y Eduardo Mauricio Ortiz, nacido en Azuaga en 1902, conocido por los seudónimos de "Ernesto","Moris","Morris" o "Emem", funcionario de justicia en Llerena cuando se incorporó a Oposición Comunista, formando parte de su Comité Central. Más tarde lo fue del partido continuador Izquierda Comunista Española (ICE) y al fusionarse este con el Bloque Obrero y Campesino, para formar el POUM fue miembro de su primer Comité Central. Tras la caída de Llerena huyó a Madrid y de allí pasó a Barcelona, donde después de los hechos de mayo de 1937 fue detenido. En 1939 pasó a Francia. Militó en organizaciones trotskistas y ocupó responsabilidades en la Cuarta Internacional hasta 1969. Murió en Paris en 1986.

Bajo la impresión del horror presenciado, todos ellos han descrito lo sucedido en Llerena. En su desesperada busca de la frontera portuguesa, algunas fuerzas del general asesino Queipo de Llano pasaron por Llerena, básicamente legionarios de la 5ª Bandera y un tabor de regulares al mando del Comandante Castejón, desgajados de la columna de Yagüe.
El proletariado campesino de aquel pueblo que, como es sabido seguía en su casi totalidad la orientación de nuestro Partido (la Sección de Llerena contaba con 230 afiliados, HINOJOSA DURÁN, J, “Un episodio original en el movimiento obrero extremeño: el núcleo trotskista de Llerena durante la II República (1931-1936)”) trato de oponer resistencia, simplemente a base de sus escopetas de caza y armas cortas. En Llerena se encontraban concentrados ciento veinticinco guardias civiles de todo el distrito, que hicieron promesa de lealtad al Gobierno; pero que se unieron a los facciosos inmediatamente que éstos llegaron al pueblo. En seguida los fascistas se dedicaron a su especialidad; asesinar a mansalva a los trabajadores.

Previamente a la entrada en el pueblo de los fascistas, habían sido asesinados ya veinte camaradas, los milicianos que habían sido engañados por la Guardia Civil para que los acompañaran.

Se puede seguir el relato de estos acontecimientos en VÁZQUEZ DOMÍNGUEZ, J.R., Como después de acordado, da dolor (La guerra civil en Llerena) y MARTÍN BURGUEÑO, Manuel, “Llerena y la guerra civil española”.
-----------------------

Conociendo que los fascistas se aproximaban, un grupo de veinticuatro camaradas de Llerena salieron en un camión para volar un puente cercano y obstaculizar el avance de las tropas. Fueron sorprendidos por los fascistas y se “les aplicó la pena que señalaba el bando de guerra”. Únicamente se salvaron de la muerte cuatro camaradas, que cuando estaban en línea para ser fusilados echaron a correr y se perdieron en la obscuridad.
Romualdo Fuentes Campos, Manuel Valencia y Rodríguez, Romualdo Rodríguez Beza, y otros contaron a Julio Cid, que fue militante trotskista de Llerena y murió en Barcelona en los enfrentamientos de mayo de 1937, lo sucedido:

Al regresar a Llerena de volar un puente, en una camioneta con varios camaradas, tropezaron con los camiones de la guardia civil que salía del pueblo hacia Sevilla. Estos guardias eran de Llerena y se habían sublevado, pero ellos lo ignoraban; con vivas a la Republica les invitaron a que subieran a sus camionetas, diciéndoles que marchaban con las fuerzas leales. Nuestros compañeros se resistieron algo porque no iban preparados, pero los guardias insistieron casi con tono de amenaza consiguiendo meterlos en los camiones que salieron con dirección a Sevilla. Por donde quiera que pasaban vitoreaban a la Republica. En el camino tropezaron con el automóvil en que regresaba Rafael Maltrana Galán, (alcalde socialista de Llerena de agosto de 1931 a agosto de 1932. Elegido presidente del Comité local de Defensa en 1936. Llegó a capitán y a morir en el exilio) de realizar una gestión en unos cerros próximos. Los guardias pararon el automóvil e hicieron que les siguiera, pues ellos afirmaban que iban en busca del enemigo. Pasaron por diferentes altos donde encontraron infinidad de cadáveres, comprobando que en aquel lugar había habido un choque entre milicianos y fascistas. Continuaron la marcha preguntando a una pobre mujer si había visto a los fascistas, esta contesto que hacía solo un momento que se había luchado en aquel lugar y que los fascistas no habían echo mas que partir, indicando la dirección. Esto sucedía cerca de las ocho de la noche. Los guardias comenzaron a hacer señales con los faros de los autos y ha [sic] poco vieron el primer camión de la columna fascista. Entonces el teniente invito a los camaradas a que agachasen en el fondo del camión. Los fascista de la columna ondearon la bandera blanca e inmediatamente el teniente responde con otra.
Se aproximan los camiones y los compañeros ya recelosos, pueden comprobar la tracción [sic]. Maltrana en su auto, a la retaguardia, no pudo oír la conversación sostenida por el teniente con el jefe de la columna, pero el compañero que me ha dado esta información, que iba en el primer camión de los guardia con el resto de los primeros que fueron engañados oyó perfectamente decir al teniente de Llerena al jefe de las fuerzas facciosas, que ellos han escapado debido a una confidencia del gobernador de Badajoz y que al escapar habían traído unos prisioneros. Inmediatamente se dio la orden de fusilamiento de los camaradas, los veinte mencionados. Estos, que habían sido amarrados por las muñecas con los cordones de las pistolas de los guardia civil, aprovechándose de la oscuridad intentan desatarse, consiguiéndolo entre ellos el que me relata el hecho. Al ir a sacarlos del camión, este camarada, valiéndose de una pequeña confusión al fusilar al primero, empujo a unos guardias y escapo a correr, teniendo la suerte de evadirse debido a la oscuridad, y hoy esta entre nosotros así como Maltrana, que escapó dando una fuerte patada a la puerta de su auto. Los guardias que le acompañaban, mientras cargaban los fusiles, no les dio tiempo a tirarle; este compañero en su día, podrá hacer una gran información.

Con los escasos medios de que disponían, unas cuantas armas requisadas en casa de los fascistas de la localidad y algunas escopetas, se aprestaron a la defensa. Su gesto heroico fracasó ante la traición de la guarnición local de la Guardia civil, que con engaños logro llevarse a un grupo de camaradas alegando que iban a luchar contra las fuerzas salidas de Sevilla, para entregarles indefenso a la primera avanzadilla fascista que encontraron en el camino. De estos solo dos (antes dice cuatro) lograron escaparse aprovechando la oscuridad de la noche cuando ya estaba formado el pelotón que los iba a fusilar.

Nuestros camaradas de Llerena que han logrado llegar a Madrid se disponen a constituir una columna que salga para contribuir a liberar su pueblo de la presencia de las tropas asesinas del general Queipo. Finalmente, se unieron a la columna motorizada del POUM que luchaba en Sigüenza, donde tuvieron muchísimas bajas, y tras la retirada de esta ciudad pasaron a combatir en la defensa de Madrid. Más tarde fueron incorporados a la 4ª compañía de la 38 brigada. Hay referencias en el libro de Mika Etchebéhère, Mi guerra en España.

Teníamos el convencimiento de que este pueblo mártir no tardaría en verse libre de sus asesinos. Desde Azuaga nos habían llegado noticias de que campesinos refugiados de Llerena y muchas otras localidades extremeñas organizaban columnas para liberarse del yugo invasor. El comunicado escueto del Ministerio de la Guerra, nos confirma esta impresión a la vez que nos da un nuevo aliento en la lucha y da máxima satisfacción [palabra ilegible] y el convencimiento de que a estas horas habrán sido vengados todos los crímenes cometidos por la hordas de Queipo al entrar en Llerena.

Debe referirse al intento de una columna al mando de Sediles, que procedente de Azuaga intentó el 31 de agosto recuperar Llerena para la República, pero fue frenada cerca de la estación por la aviación alemana que con vuelos rasantes bombardeó la columna, "los aviones les persiguieron con ametralladoras aniquilándolos por completo. La Falange que salió de Llerena después de haberse alejado los aviones, se dedicó a cazar a los pocos supervivientes y a rematar a los heridos", BAHAMONDE y SANCHEZ DE CASTRO, Antonio, 1 año con Queipo. Memorias de un nacionalista.

Los cadáveres fueron rociados de gasolina y quemados. Sediles y los supervivientes del intento regresaron a Azuaga el mismo 31 de agosto.

Del Comité local sólo han sobrevivido dos camaradas. Pepe Martín, modelo de dirigentes revolucionario, y Félix Galán Rodrigo, y con otros camaradas cayeron cuando se dirigían a volar un puente con el fin de contener el avance de las hordas de Queipo. Otros muchos, entre los que iban familiares de los más destacados revolucionarios del pueblo, fueron asesinados, cuando ya todo perdido por la carencia de medios de defensa, se dirigían a los pueblos inmediatos. En Llerena han caído seiscientas personas, de éstas cincuenta o sesenta son militantes nuestros, pues un camión que partió después del de los guardias que llevaban prisioneros a nuestros camaradas, compuesto de familiares de los prisioneros y camaradas, fue barrido por una ametralladora de la guardia civil en una revuelta del camino, cuando ya los guardias civiles fascistas marchaban sobre Llerena. Aquí coincide con el relato de ORTIZ DE VILLAJOS, C.G., "De Sevilla a Madrid".

Lo que no dice Ortiz en su elegía es lo de que fueron ametrallados allí mismo.

--------------------------------------------------------------------------------

Todo aquel que no tuvo a alguien que intercediera favorablemente a su favor fue eliminado. No hubo favoritismos por razones de sexo. Todas las madrugadas, antes del amanecer, un camión lleno de presos partía con destino al cementerio de Llerena. Al paso del camión, los vecinos de las casas cercanas a la Maltería escuchaban los lamentos de los condenados, que veían cerca su final.

Dentro del cementerio eran fusilados con una ametralladora manejada por un soldado. Antonio Perozo oyó a este soldado como se vanagloriaba de lo que hacía. El repique de los disparos se escuchaba en todo el pueblo. El ritual se repitió obstinadamente durante un mes, más o menos. A los presos se les obligaba a cavar sus propias tumbas, y muchos de los cadáveres fueron quemados porque ya no cabían en las fosas. Nunca sabremos el número exacto de los componentes de la Columna de los 8.000 que perdieron la vida en Llerena. Apenas se dejó constancia de ellos en el registro civil. Varios cientos, quizá más de mil, quien sabe.... Incluso el poeta Miguel Hernández menciona la matanza en una de sus obras. Tampoco debemos dejar atrás a todos aquellos ejecutados en sus pueblos de origen a medida que volvían de su desdichada aventura.

¿Quién fue el responsable de estas acciones? El jefe militar que había en Llerena en ese momento era Gómez Cobián. Pero sabemos que recibía órdenes desde Sevilla y que estas acciones represoras estaban perfectamente planificadas por los generales golpistas. En una escala inferior estaban personajes como el teniente Miranda y el capitán Tassara, que recibió la medalla al mérito militar por tan honorable acción de guerra. Y por supuesto las autoridades locales, los falangistas, la guardia civil, etc.

La columna de los ocho mil: una tragedia olvidada. Ángel Hernández García.



Ultima edición por espartaco el Vie Dic 17, 2010 8:29 pm; editado 1 vez
Lun Mar 17, 2008 3:14 pm
bjmicro
Brigada


Registrado: 11 Jun 2007
Mensajes: 527

Mensaje La historia del primer post... Responder citando
La historia de la voladura del puente según parece es diferente. Esta es la declaración del diputado socialista a Cortes, J.S. VIDARTE, (Todos fuimos culpables, Grijalbo 1978 p 363):
"Ante la proximidad de las tropas de Franco a la altura de El Ronquillo"
"En Llerena quedaron abandonados a sus propias fuerzas los socialistas y el POUM, que acordaron la voladura de un puente en la carretera que se encontraba entre dos profundas cañadas, lo que impediría un avance rápido de las fuerzas de Sevilla, dando tiempo a la población para preparar su defensa. El teniente de la guardia civil del puesto, al enterarse que iba a ser volado el puente de Valdelaolla, se ofreció al Comité diciéndoles que estaba dispuesto a salir con ellos para hacer frente al enemigo antes de que se aproximaran a Llerena. Pidieron que les acompañasen algunas decenas de obreros preferentemente armados. La expedición salió en la mañana del 4 de Agosto. Al llegar al puente, donde se encontraba el grupo de obreros que se había destacado para la voladura, la guardia civil los encañonó con los fusiles, haciéndoles subir a los camiones, emprendiendo la marcha hasta hacer contacto con el enemigo en El Ronquillo. Al llegar les hicieron descender y fueron fusilados la mayor parte de los obreros al grito de ¡Viva Franco¡ y otros entregados como rehenes a los jefes rebeldes.
Esto demuestra que fueron entregados a traición por mandos de al guardia civil que eran desafectos a la República y que como en otros casos engañaron de forma continuada a las autoridades civiles republicanas de Badajoz y Cáceres para sumarse a la sublevación a la mejor ocasión.
Salud.

Jue Jun 26, 2008 1:32 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
toponik
Ciudadano


Registrado: 19 Oct 2006
Mensajes: 2480

Mensaje Nueva versión. Responder citando
Yo he encontrado otra versión comentada por el que dice ser un nieto de un superviviente y dice asi:

Mi abuelo, Antonio Ruiz del Castillo, transmitió a sus hijos concluida la guerra. de algún modo, yo la he narrado en "5 de agosto". La Guardia Civil invita a una serie de republicanos llerenenses a salir hacia Culebrín para volar los puentes y evitar que la columna de Castejón avanzara por aquellas sierras. En ese camión viajaban una veintena de hombres y algunos Guardia Civiles. Maltrana ya no era alcalde y se sumó a los voluntarios. Él se sorprendió de que no les entregaran armas pero el Tte. de la Guardia Civil les indicó que las tendrían al llegar al primer lugar de trabajo. Realmente fueron engañados, no eran milicianos en el sentido estricto del concepto ya que muchos de ellos pasaban de los cuarenta años y no estaban llamados a filas. Mi abuelo se sumó al grupo porque había sido artificiero en Asturias y era un hombre de izquierdas.

La casualidad, o la previsión del Guardia Civil pariente de mi abuelo, quiso que él y Maltrana se sentaran juntos en las traseras del camión. Una vez que salieron de Llerena, a unos cinco kilómetros, el camión se detuvo, los Guardias encañonaron a los desconcertados viajeros y fueron esposados de dos en dos. El pariente de mi abuelo, que habría de encadenarlo a Maltrana, dejó las esposas abiertas y le murmuró que hiciera lo posible por escapar. Pasada la aldea de Pallares, en un repecho el camión renqueó y tanto mi abuelo como Maltrana saltaron a la cuneta y se arrojaron por la pendiente del monte. Aunque los guardias dispararon, en la noche no consiguieron alcanzarlos. El camión continuó hasta pasada Santa Olalla y cuando se encontraron con la columna de Castejón, los presos fueron entregados y fusilados allí mismo.

Mi abuelo y Maltrana no regresaron a Llerena. Mi abuelo era un experto cazador y se orientaba muy bien por el campo. Rodearon el pueblo y se dirigieron a Higuera de Llerena, donde vivía el hijo mayor de mi abuelo, José Ruiz Cachadiña. En la casa de este se refugió mi abuelo en un zulo construido en el "doblado". Maltrana decidió continuar hacia Azuaga, donde se unió a las fuerzas republicanas. En represalia contra él, su madre, una pobre anciana, fue fusilada sin más, creo que aquel mismo día en que Castejón entró en Llerena.

Un par de semanas después, ya Higuera en manos de los nacionales, ante el temor de ser descubierto mi abuelo también se pasó la zona roja y concluyó su camino en Levante, donde no quiso embarcar para México y anduvo con identidad falsa hasta que Franco lanzó el decreto de que los republicanos que no estuvieran "manchados de sangre" podían regresar a sus lugares de origen sin temor a represalias. Inocentemente volvió a Llerena, fue apresado, juzgado sumariamente y condenado a muerte. Gracias a la mediación de sus hijos, la pena fue conmutada por cadena perpetua y fue recluido en la cárcel de Almendralejo, de que la salió sólo para morir, maltratado y enfermo.

Esta es la versión que yo tengo. Por otra parte, si Maltrana hubiera regresado a Llerena no habría escapado de la represión del día siguiente. No puedo calcular cuánto tardarían, andando campo a través, pero es casi seguro que las tropas de Castejó o la vanzadilla que puso cerco a Llerena al amanecer se les habría adelantado. Y si´, como dices, alguien más escapó en el momento final, fue después de la huída de mi abuelo y Maltrana. No tengo noticias de que este fuera en un coche detrás del camión, ni que el encuentro con Castejón fuera antes de Pallares.

Curiosamente, mi madre sabía el lugar exacto en que habían escapado y también la tapia de la carretera de Sevilla en que se produjeron los fusilamientos. En más de una ocasión me los señaló”

Esta versión de lo acontecido me le remito el “ Xose Antón Perozo “ con fecha 04/02/08.

Comentarios de un lector en el blog de:
Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!



---------

Por otro lado en el libro de Jordi Alberti
Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!

, situan al ex-alcalde socialista de Llerea, Rafael Maltrana Galan, el domingo 20 de septiembre de 1936, al frente de una columna de 300 milicianos entrando en Fuenteovejuna y llevándose a 57 religiosos que fueron transportados en una columna de 7 camiones (6 con destino al cementerio de la Granja de Torrehermosa, y 1 con destino a Azuaga para su fusilamiento).

¿Alguien puede aportar más datos para completar o desmontar estos relatos?.


_________________

Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!

Pdf.
Sab Feb 06, 2010 9:35 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Cantaora
Miliciano


Registrado: 25 Ene 2010
Mensajes: 15

Mensaje Responder citando
Sobre la muerte de los religiosos de Fuente Obejuna, puedes consultar documentos aquí:
Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!



_________________
La Libertad es lo último que se pierde
Mar Feb 16, 2010 2:20 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pisamaulos
Miliciano


Registrado: 17 Jul 2011
Mensajes: 1

Mensaje Responder citando
Habrá que decir también que el nº de asesinados de la zona de Llerena por parte de los de izquierdas fue de 76, 16 de ellos mujeres, violadas gran parte de ellas antes.
Se incluye una niña de 14 años.

Motivos de las muertes.... me centro en las mujeres. 4 por ser mujeres de empresarios. 1 por ser maestra. El resto por ir a misa o ser familiares de otras asesinadas. Ninguna con filiación política.

Si hay quien se rasga las vestiduras por los 20 fusilados, con clarísima filiación comunista y socialista, con estas asesinadas debe hacerlo con doble motivo.

Crímenes por ambos lados, lamentables todos, pero triste es que se haga demagogia en la tv y demás medios sólo mirando a un lado.

Recordemos siempre un detalle de los asesinados en casi toda España.
En la inmensa mayoría de las zonas, primero asesinaron los republicanos y luego fueron conquistados y detenidos. No se puede medir con la misma vara estas muertes y las de los primeros asesinados que no tenían delitos de sangre. Y menos sólo mencionar a los primeros y nunca a estos últimos. Un poco de cordura, que no todos somos tontos y a muchos nos gusta la Historia de verdad y no la manipulada.

Dom Jul 17, 2011 8:52 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
madrileño
Ejército Popular Republicano


Registrado: 25 Abr 2011
Mensajes: 409
Ubicación: Rio Flegetonte

Mensaje Responder citando
Pisamaulos escribió:
Recordemos siempre un detalle de los asesinados en casi toda España.
En la inmensa mayoría de las zonas, primero asesinaron los republicanos y luego fueron conquistados y detenidos. .


Fue justo al revés: se levantaron disparando a sus jefes, y continuaron con el resto.

Dom Jul 17, 2011 9:49 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
madrileño
Ejército Popular Republicano


Registrado: 25 Abr 2011
Mensajes: 409
Ubicación: Rio Flegetonte

Mensaje Responder citando
Es muy común leer en la literatura franquista, que todos los ajusticiados por los nacionales se lo tenían merecido pues eran unos asesinos. Nada más lejos de la realidad había zonas donde el golpe triunfó desde el primer momento y no hubo víctimas derechistas, pero sí de Izquierdas.

-Ceuta y Melilla: 700 asesinatos por los nacionales. Cero por parte de los gubernamentales
-Canarias : 2600 asesinatos por los nacionales. Cero por los gubernamentales
-Galicia: 4265 asesinatos por los nacionales. Cero por los gubernamentales
-Navarra: 3280 asesinatos por los nacionales. Cero por los gubernamentales
-La Rioja: 2000 asesinatos por los nacionales. Cero por los gubernamentales.

Hacen un total de 12.845 víctimas de la barbarie fascista en contraste con cero por parte de las izquierdas. Zafra se mantuvo fiel a la República y no murió ningún preso derechista, de todas formas, cuando entraron las columnas asesinas liquidaron a 180 personas sin miramientos de ninguna clase.

Cuando se marchaban las columnas asesinas, las poblaciones quedaban a merced de la falange y/o gestoras de destacados derechistas. La represión era brutal. En Segovia detuvieron al maestro de escuela Alejando Frutos, que su único delito fue haber pertenecido a Izquierda Republicana. Cuando lo iban a fusilar y para hacer más largo su particular vía crucis, lo pasearon por la Calle Real de Segovia. Lo hacían entrar en todos los bares que se encontraban por el camino y lo obligaban a tomarse un vaso de aceite de ricino. Por si fuera poca la humillación encima tenía que gritar a pleno pulmón:”Arriba España, muera Azaña”.

Se trataba de humillar, de asesinar, de atemorizar. La Justicia Salvadora de la que tanto hablaban y siguen hablando, era simplemente una patraña. Vendeta, pura vendeta contra gentes de izquierdas: políticos, poetas maestros de escuela, científicos, militares fieles... Y sobre todo gente humilde: campesinos, mineros, zapateros... Gente humilde que quiso cambiar sus duras condiciones laborales y que las derechas se opusieron contumazmente. Todo tenía que seguir según las tradiciones. La Iglesia manipulando, el cacique explotando y el ejército reprimiendo.

Cuatro décadas de un gobierno tutelado por la bota militar. Cuatro décadas de viudas sin poder llorar en una tumba a sus maridos. Cuatro décadas de hijos sin poder llevar flores a la tumba de su padre, sin embargo, los caídos por la patria y por Dios eran enterrados dignamente, y a los que no, Franco se encargó de darles sepultura digna y a los que no pudo o no quiso por pura incompetencia, sus nombres aparecían como héroes.

Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!


------------------

el post borrado que abría el hilo está aquí:

Solo los usuarios registrados en este foro pueden ver URL!
Regístrate o onéctate en el foro!


Lun Jul 18, 2011 7:06 pm Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes anteriores:    
Responder al Tema    Índice del Foro La Guerra Civil Española » Frente de Extremadura: el avance hacia Madrid. Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a: 
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

Recuperación de la memoria histórica


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Design by Freestyle XL / Flowers Online.

Abuse - Report Abuse - TOS & Privacidad.
Powered by forumup.es Foros gratis, Crea tu foro gratuito! Created by Hyarbor & Qooqoa - Auto ICRA

Page generation time: 0.19